martes, 26 de enero de 2016

Day of the tentacle

Muchos de los que habitualmente leeis mi blog teneis una edad parecida a la mía... Parecida lo suficiente como para haber jugado en vuestra juventud a esas grandes aventuras gráficas que eran las aventuras de Larry, Monkey Island, Loom, Maniac Mansion y su segunda parte que da título a este artículo: Day of the tentacle.

Esta historia que por su nombre bien podría haber sido una de Lovecraft acerca de los quehaceres de la vida de Cthulu...

-Señor Lovecraft, ¿en qué pensaba cuando ideó a Cthulu?
-Me acababa de pedir un bocadillo de calamares...
-Ya...
-Con mayonesa...
-Entiendo...
-Al lado de Atocha...
-Lo típico...
-¡Carísimo! ¡Propio de un dios del caos!

... decíamos antes de la interrupción que esta aventura gráfica narraba las aventuras de un grupo de amigos tratando de arruinar los planes de dominación mundial del malo de turno que en este caso era un tentáculo de color lila muy malo.

-Tentáculo lila, ¡yo soy tu padre!
-Genial, así ya puedo saber mi apellido... ¿Cthulu qué más?
-Cthulu Lila
-Ostras, papá... Qué desilusión...
-Déjalo, mi vida es muy triste...

¿Y a qué viene hablar de tentáculos? Bueno, supongo que es en lo que piensas a veces cuando te hablan de bacterias, bichos microscópicos y lugares poco higiénicos como puede ser un inodoro.

Pero no, no hablo de un inodoro... Hablo de tu móvil.

Sí, efectivamente. La pantalla de tu móvil (y otras partes también) acaban pobladas por multitud de bacterias, microorganismos, suciedad orgánica varia y otros compuestos que no quieres saber por el hecho de su utilización con dedos cubiertos de grasilla, comida, estornudos y toses y acabar metidos en váyase usted a saber qué bolsillos. Es como mirar tus sábanas al microscopio y encontrarte con los ácaros...

-Anda, mira los ácaros, qué monos...
-Espera, que te subo los aumentos...
-¡Agh!

Por suerte nuestro fabuloso sistema inmunológico nos protege de cualquier infección por su culpa, aunque los más aprensivos intenten tener el minimo contacto directo mediante el uso de lápices o guantes... O coger el móvil con un pañuelo. Maniáticos...

-Lo dice el señor maniático del consumo de batería...
-Eh, ¿me meto yo con tu móvil siempre en 4G con wifi, gps y bluetooth activo consumiendo batería a lo bestia?
-No, claro...
-Deberías llevarlo en 2G...
-Lo llevo como me da la gana...
-Vaaaa, ponlo en 2G...
-...
-Vengaaaa, que éramos colegas...
-Anda que...

El caso es que hay una opción bastante sencilla para higienizar tu móvil: luz ultravioleta. ¿Quién no lleva una pequeña luz ultravioleta consigo siempre?

-Yo no llevo
-Sales poco preparado de casa...
-Pero si llevo todos los gadgets habidos y por haber para mi móvil
-Pero no llevas luz ultravioleta
-No...
-Aficionado...

Siendo cierto que no solemos llevar luces ultravioleta, ¿costaría mucho que la pantalla del móvil además de la luz visible emitiese luz ultravioleta para higienizarla? ¿Gastaría mucha batería? ¿Se podría usar mientras se higieniza? ¿Parecería tu móvil la pesadilla de un tunero de neón? ¿Haría Karlos Arguiñano el anuncio de móviles auto-higienizantes con pirólisis? ¿Sería el motivo para que los móviles de alta gama fuesen además y con motivo de 'mírame-y-no-me-toques' (Jejeeee, ¡qué bien traído!)?

Qué pena que los virus que realmente pueden afectar a tus dispositivos no se limpien con la simplicidad y elegancia de la luz ultravioleta.

Mucho cuidado ahí fuera.

jueves, 14 de enero de 2016

Haz que tu PC funcione como un Mac (más o menos)

La informática se ha banalizado...
-¡Luca banana!
-Se me han vuelto a escapar los minions... ¡Largo de aquí!
-¡No, stopa!
-Fus, fus...

El caso es que estaba leyendo la versión electrónica de El País y me he encontrado con un enlace de la multitud de páginas satélite que conforman los portales periodísticos en que se anunciaba (no sé si a bombo y platillo) cómo hacer que tu PC funcione como un Mac.

Yo no tengo ningún producto Apple ni especial interés en tenerlo pero como informático sentí curiosidad, esperando tal vez un pequeño tutorial de cómo instalar el OS X de Apple en un PC no Apple.

Craso error...

Esta página indicaba en realidad cómo ponerle un skin a Windows para que, cosméticamente, se pareciese a OS X, algo que no me parece mal porque sí que es cierto que el entorno Apple me parece más elegante y cuidado visualmente que Windows y para gustos colores, oiga...

Pero si de algo de caracteriza Apple es de darle una gran calidad a sus productos y softwares (aquí entraríamos en una sesión de pressing catch entre fanboys de unos y otros propia de un meme de Capitán América:Civil War) y ante una plataforma de hardware cerrada (en contraposición a la abierta de Windows o Linux) su estado de optimización es mejor, obviamente.

Y eso hace entonces que realmente lo que estés haciendo es poner una capa más sobre otras capas de Windows para recargar más el sistema y que encima funcione peor.

-Me acabo de instalar el paquete de simulación de OS X en Windows y va como el culo.
-Dependerá del culo
-De tu culo
-Pues va muy mal entonces...

Total, que el usuario doméstico se encontrará con una versión maquillada de su Windows para que parezca un OS X por el módico precio de un poquito más de RAM y unos cuantos ciclos de CPU... Y punto. Tal vez suficiente para el que quiere un entorno sutilmente diferente pero que, creo que habrá consenso en ello, no hace que funcione como un Mac.

Y he aquí la trampa que, como informático profesional y discutidor semántico aficionado, acabo encontrando en esos titulares que llevan a error a la mayoría de usuarios domésticos, debiendo tal vez haber cambiado el título a 'Haz que tu PC se parezca algo a un Mac pero sólo visualmente manteniendo la gestión estándar de recursos y compatibilidad de Windows'.

-Ese título no tiene ningún tipo de gancho.
-Pero es verdad...
-No buscamos la verdad, ¡buscamos visitas! Tu sueldo lo pagan los anunciantes...

Alguno puede decir que el título de mi artículo comparte buena parte de ese otro título-no-tan-riguroso-marca-ACME y que también busco visitas. Sí, claro, esto es un blog para que lo lea la gente... Pero como no tiene publicidad (de momento) tampoco me gano nada (de momento) más allá de servirle de pataleo a mi lado informático más riguroso y acérrimo (de momento).

-Es que los Macs son muy caros y si tal vez puedo tener un Windows que se le parezca...
-Los Ferraris son muy caros y no tuneas tu coche para que se les parezca...
-Pero le puse una pegatina del cavallino rampante...
-Exacto...

Mucho cuidado ahí fuera.