sábado, 10 de septiembre de 2016

Soy mediocre

Hoy os quiero presentar a Paco. Pero no es el Paco habitual de Informatría Aplicada. Paco es el mejor del mundo.
- Soy el mejor del mundo.
- Gracias Paco
- El mejor del mundo he dicho.
- Sí, tranquilo, reposa.
- El mejor del mundo, el mejor del mundo...

Bueno, mientras dejamos a Paco con su mantra, que debe repetir frecuentemente para convencerse a sí mismo de ello, quiero hablaros de lo que me ha llevado a bautizar este artículo con el nombre que tiene.

Desde hace un tiempo 'colecciono' imágenes que aparecen en LinkedIn con contenido motivacional o frases célebres de personajes famosos (y otras simplemente asociadas a personajes conocidos). Además, hay un cada vez mayor número de artículos y pensamientos relacionados con lo bien que hacen las cosas los que triunfan y el ejemplo que tenemos que tomar todos los demás mortales para intentar llegar al Olimpo de la fama y el triunfo.

Y entonces un día te paras a revisar las imágenes y te das cuenta que, por mucho que trates de hacer todo lo que pone en ellas (y que encima más de una vez se niegan unas a otras), no te da tiempo. Acabas llegando a la conclusión de que con tanto curso, filosofías varias y planteamientos personales no trabajarías.
- Soy el mejor, soy el mejor...
- Paco, ¿si te contrato para hacer un trabajo me cobras mucho?
- El dinero no importa, sólo ser el mejor
- Vale, pero algo tendré que pagarte...
- La pasión de los mejores es pago suficiente
- Bueno, mejor... ¿Pero me harás el trabajo?
- Soy el mejor, ¿no te vale con eso?
- ¿Pero tú trabajas, no?
- El trabajo es un concepto abstracto... Ser el mejor es un trabajo en sí mismo.
- ¿Y sí te digo que me piques unas funciones y tal?
- El planteamiento es lo más importante, hay que seguir la metodología y verlo todo con la perspectiva adecuada.
- ¿Eh? ¿Pero picas o no picas?
- Hay que trascender más allá del código, ponerle alma a las cosas para que formen parte de tu yo cósmico y del triunfo de tu espíritu. Eso es ser el mejor.
- Paco, ¿tú que fumas?

El caso es que comparados con Paco todos somos mediocres. Yo soy mediocre. No me puedo dedicar a tratar de darle salida a las N pasiones que debo tener y a los 25000 consejos que tengo almacenados para ser el triunfador que me temo no soy (comparado con Bill Gates, Morgan Freeman o Richard Branson). Pido perdón por ello, pero me tengo que acabar pasando esos consejos por el arco del triunfo.
- ¡Los triunfadores tienen arco del triunfo! ¡Son todo triunfo! ¡Por el arco se empieza!
- Sí, todo muy motivador

Y luego me temo que a la primera de cambio yo (y supongo que por extensión muchos otros) no tenemos la mano izquierda o la templanza de espíritu para hacer lo que nos recomiendan y nos dejamos llevar por esas pasiones que suelen ser contraproducentes para el triunfo.
- ¡La pasión conlleva el triunfo en sí misma! Negarla es un error. Todo lo que haces es arte.
- Sí, de hecho lo que tú haces también es arte. Hartarte.
- ¿A ti?
- Exacto.
- Pero soy el mejor... Los mejores no hartan: educan y divierten. Su esencia destila conocimiento y experiencia.
- Ainsssss...

¿Es posible seguir a rajatabla los pensamientos y recomendaciones de los 'triunfadores'? ¿Se puede aplicar su realidad fantambulosa a la realidad de cada uno de nosotros (ya no digo de sus empresas multimillonarias)? ¿Realmente dijeron esas personas esas frases o es puro márketing? ¿Puedo inventarme yo frases también y triunfar en LinkedIn? ¿No es mejor usar el sentido común ?

Oí hoy una gran frase de una persona que decía que tenía que recluirse a sí mismo cada día un rato para pensar como una mala persona de manera que el resto de malas personas no le tomasen el pelo. Y no le iba mal al hombre, no...

Al final, la circunstancia es que, si te comparas con esos grandes triunfadores en la situación en la que están ahora seguramente seas tan mediocre como te sientes al lado de Paco.
- Elemental. Pero tu mediocridad es de diamante en bruto, igual que lo fue la mía antes de convertirme en el mejor.
- Mira, Paco, una puerta por la que puedes pasar y salir a la calle.
- Salgo porque quiero, no porque tú me lo sugieras
- Claro, claro...

Pero no puedes compararte más que contigo mismo y con tu propia moral y éticas. El sentido común y tu estómago son lo que deben conducirte y te llevarán al éxito pasión mediante. Y sólo tú puedes valorar ese éxito. Y a todos los que veas entonces que no hayan triunfado sobre tus estándares los considerarás mediocres.Todo un problema de percepción al final. No hay nadie peor para juzgarnos que nosotros mismos, ¿verdad? 

Muchos ánimos que al final el triunfo es simplemente una actitud... Y la música muchísimo más motivadora que cualquier frasecita de Michael Jordan. Me voy a buscar a Paco que ha salido a la calle y la estará liando...

Mucho cuidado ahí fuera.

miércoles, 31 de agosto de 2016

Hotas

No, no me he equivocado. No, no me refiero a diversas y diferentes letras jotas.
- Si fuesen varias jotas serían iguales...
- Touché

... Ya salió el que todo lo sabe. Pero no, me temo que no me refiero a letras ni parecidos... Os voy a contar una historia.

Corría el año 1999 y un servidor se había aficionado a un par de videojuegos de simulación espacial. En este caso hablamos de Freespace 2 y de I-war, auténticos abanderados de las andanzas espaciales en navecitas tras haber hecho lo propio con la saga X-Wing.
- Cuando cuentas batallitas pareces muy viejo...
- ¡Pero son batallas de naves!
- Batallitas virtuales
- Te lo compro...

Y como resultaba que el uso del ratón era cuanto menos complicado y poco realista, me dio por comprarme un joystick. Un joystick, sí. Y al ir a mirar me encontré con una gran cantidad de modelos, más y menos caros, decidiéndome al final por un Logitech Wingman Extreme Digital 3D.
- ... Turbo 16v con Ziritione
- No te pases
- Es que no veas el nombrecito...

El joystick que me compré me permitió (después de mucho trabajo para configurarlo) jugar y disfrutar de esos dos juegos en una situación de inmersión muy diferente a la de jugar con el ratón (aunque los 7 botones del joystick se quedasen cortos). Tiempo después y por motivos que no vienen a cuento mi joystick pasó a mejor vida tras haber liberado galaxias, viajado a la velocidad de la luz...
- ...Y atacado naves en llamas más allá de Orión
- Ostras, estás pesadito hoy, ¿eh?
- Es que se han acabado las vacaciones...
- Di lo de la puerta de Tannhäuser, anda
- ...He visto rayos-C brillar en la oscuridad, cerca de la puerta de Tannhäuser...

Pues el tiempo ha pasado... Y mucho desde aquellos días de frenesí galáctico. Y ha llegado el día en que gracias a GOG vuelvo a tener en mi haber Frespace 2 e I-War en versión compatible con Windows 10. Y al ir a probarlos y jugar la decepción del dolor fantasma... Mi mano agarrando el aire donde debería haber un joystick y un sentimiento de decepción astronómico...

Así que, ni corto ni perezoso, volví a mirar el catálogo de posibles joysticks para deleitarme de nuevo, década y más de y media después, de aquellos juegos legendarios... Y de otros más modernos como X3 o Elite Dangerous...
Y cuál sería mi sorpresa al encontrarme con una decepcionante cantidad de joysticks en el mercado a precios asequibles y con acelerador... Eso que se llama HOTAS (Hands on Throttle and Stick). Los pads consoleros se han llevado el mercado y muy pocos modelos por debajo de los 60€ (y no tantos por encima de los 100€) existen hoy en día.

Así que mi historia continúa por Wallapop y por una tienda de segunda mano de Aluche en el que encontré por 5€ un Logitech Wingman Force, exactamente igual que el que tenía pero con Force Feedback. Un joystick tan viejo como los juegos a los que yo quería jugar y que necesitó que lo desmontase, limpiase, engrasase, calibrase, ajustase y otras cosas acabadas en ase.
- Hola, k ase
- Roja directa, macho
- Pero estaba a huevo
- No merece ni réplica
- Pero...
- Fus, fus...

Pero al final funciona y te trae recuerdos de otros tiempos de simulación galáctica... Y te hace preguntarte qué le ha pasado al mundo del joystick desde aquellos tan simples de la consola Atari con un mando y un botón al modelo de consumo actual Thrustmaster Hotas X... Pasando después (con la Visa) por los Saitek X52 y superiores, auténticas réplicas de aviones sólo para jugadores profesionales y con posibles.

¿Ya no molan los simuladores de vuelo, ya sean galácticos o aéreos a pesar de lo espectacular de los mismos? ¿Ya no tenemos tiempo para ellos? ¿Requieren demasiado esfuerzo de aprendizaje ante la simplicidad de los juegos actuales? ¿O tal vez no tenemos sitio para guardar un joystick en algún sitio? ¿Cómo puede ser que prefiera, más allá de la melancolía romántica y de que me costase 5€, un joystick de hace 17 años que uno actual? ¿Me regalaréis un joystick Hotas de nivel para mi cumpleaños?

Todas estas preguntas (menos las dos últimas) te hacen pensar cuando tienes cierta edad y responsabilidades hacia el cambio que experimentas en tus vicios videojueguiles, transformándose en más oportunísticos, más cortos, menos frecuentes... No puedes dedicarte 3 horas a hacer una misión...
- Hay que ser malo para dedicarle 3 horas a una misión de juegos galácticos...
- Ya... Pero es que a veces cuestan de pasar
- Te matan cada 10 minutos
- O antes...
- Y eso con el joystick...
- Ya ves...

¡Buscad la inmersión en los juegos! ¡Da igual si son de finales del siglo pasado mientras os desconecten de vuestro día a día y os refresquen! No olvidéis nunca que el objetivo de los juegos es divertirse... Y no olvidéis que mi cumple es en octubre y que podéis regalarme un Hotas...

Mucha diversión ahí fuera.




miércoles, 17 de agosto de 2016

Trabajos de verano

Uno era joven y soñador... Y acababa las clases en junio y estaba en edad de trabajar no estar en casa todo el día tocándome lo que no sonaba y ganarme unas pesetillas...
- Pesetillas...
- Sí, el dinero que había antes de los euros...
- Empiezas a ser viejo
- Sí, algunas canas

El caso es que 'aprovechabas' aquel par de meses que te permitían el haber aprobado todas las asignaturas (porque todos las aprobábamos todas) para trabajar y contar con un pequeño capital al final del verano para ahorrarlo para otros momentos y tal vez para algún pequeño auto regalo.

Dice Savater en un artículo que leí el otro día en El País (es lo que tienen las vacaciones, que vuelves a leer el periódico de papel...) que los filósofos clásicos dicen que las vacaciones no deben usarse para descansar y dedicarnos a la pereza más intensa sino que debemos aprovecharlas para descontaminarnos de los vicios del trabajo del día a día.

Día 0:
- ¡Voy a pintar! ¡Y a salir a correr! ¡Y aprenderé a tocar el piano!
- Eh, eh, eh... Para Fittipaldi que te estrellas... ¿Ya te va a dar tiempo?
- ¡Sí! ¡Porque además evolucionaré la teoría de la relatividad y dilataré el tiempo! ¡Muahahahaha!

Día 1, 13h:
- Vaya horas de levantarse... ¿Tú no te ibas a comer el mundo?
- De momento me contento con un café y unas tostadas...
- ¿Te voy afinando el piano?
- Ñáñáñáñá...

Pues sí, es difícil eso de 'aprovechar' el tiempo libre para hacer esas cosas que nos desintoxican y nos limpian de cosas malas del resto del año... Pero sin llegar a la sobreplanificación del día 0.

En mi caso, suelo dedicar estos días de asueto, aparte de para ver la familia, para algún tema artístico en mi bondad y altruismo propios de la época que...
- Te han obligado moralmente
- Qué va, lo hice porque quería...
- ¿Que te ibas a dormir al sofá dices?
- ¡Sofá cama! ¡Era un sofá cama! ¡Y tenía aire acondicionado!

... Bueno sí, el caso es que siempre me sale alguna cosilla de índole informática o tangencialmente informática que realizar. Cuando no es la edición de un vídeo de cumpleaños es un dibujo o un retrato. En este caso me ha tocado lo segundo que me llevaban pidiendo desde hacía cuatro meses... Ya sabéis que un hombre sabe lo que tiene que hacer, no hace falta recordárselo todos los meses... Y reconozco que el resultado ha sido bueno y los retratados han quedado contentos.

Ahora si encima lo cobro igual llego a ese pequeño auto regalo para antes de volver a empezar el cole. ¡Yupiiiii! Si al final a uno se le hace feliz con casi nada...

Eh, y si os interesa mi escasísima producción artística y queréis reservar para las próximas vacaciones avisadme...

Mucho calor ahí fuera.


lunes, 11 de julio de 2016

Hablemos del tiempo

-¡Hola! No me conocéis pero soy el demonio encargado de las publicaciones en IA y cada pocos meses sin publicar deben sacrificarme una virgen para aplacar los...
-¡Quita, bicho! ¡Fus, fus!

Es dejarte el blog unos meses y se te llena de okupas extraños. Os preguntaréis dónde he estado y qué he estado haciendo.
-Eso te lo preguntas tú muchas veces...
-¡Y sin necesidad de emborracharme!

Pues he estado ocupado laboralmente y, la verdad, no con demasiadas ganas ni de dibujar ni de escribir... Hasta que me picó el gusanillo de lo segundo.

¿Y de qué voy a hablar? Del tiempo. Socorrido tema donde los haya. Aprovechando esta ola de calor nocturno y diurno que nos está acechando estos días no hay mucho más en la mente de las personitas. Y con el lanzamiento de Pokémon Go de llenan las calles de Kekalores.
-¡Kekalor! ¡Kekalor!
-¡Keeee! ¡Keeeka!
-¡Kekalor!

Pero como siempre mis quejas no son gratuitas (hacienda está elaborando un informe al respecto para la próxima campaña del irpf). Si le podéis echar un ojo a la imagen que adorna este artículo (perdón por la maquetación, el móvil es lo que tiene) se ve un pantallazo de Yahoo! Tiempo para la ciudad de Barcelona. Miradlo con calma. Miradlo. Seguid mirándolo... Que no leáis, coñe, miradlo.

(Momento miramiento)

¿Habéis encontrado el error? Es como esas imágenes que se envían tanto de buscar el error o calcular los resultados.
Venga, va, os lo digo: en el resumen del día la máxima para Barcelona es 29 y en el detalle horario llegamos a 31.

-Pues menuda gilipuertez...
-Gilipuertez... Bonito palabro. Es como un agente secreto de la TIA...
-No, que llevaría acento...
-Ah, claro, Gilipuértez...

Ya me veo al becario de turno haciendo selects en las tablas de la aplicación en dos tablas diferentes que se han cargado en momentos diferentes y con datos de origen diverso.
¿Tanto cuesta en una app poner que el máximo y el mínimo sea el máximo y el mínimo del detalle horario si no cuadra? ¿Es que como se va sólo de un par de grados está perdonado? ¿La previsión climatológica sigue siendo un ámbito flexible en el que no se exige que los datos cuadren? ¿Las aplicaciones 'gratuitas' son libres de equivocarse? ¿Es simplemente un bug?

-Chaval, que ha sido un error...
-Una vez me echaron un broncazo porque un gráfico que hice en un cuadro de mando no cuadraba la suma de los redondeos con el total redondeado también.
-Pues esto es lo mismo.
-Yo me equivocaba de un 0.01%... Esta app de un 6% así a ojo.

En fin... Espero que precisamente el calor que aletarga el intelecto sea el causante de mi vuelta a este vuestro blog.

Mucho calor ahí fuera.

viernes, 19 de febrero de 2016

Gamify yourself

It's me, Mario!
La musiquilla de los diferentes juegos de Mario tal vez sea una de las más pegadizas y reconocibles del espectro videojueguil mundial. Personalmente, Super Mario World para la Super Nintendo es mi preferido.

Y a pesar de las diferencias evidentes entre un videojuego como los de Mario y un Excel o un programa de correo, mi madre siempre me pregunta lo mismo cuando me ve delante del ordenador:
-Hijo, ¿estás jugando o estás trabajando?

Tal vez si me dedicase a la programación de videojuegos podría contestarle hábilmente con un:
-Las dos cosas, mamá

Pero al ser como Chandler Bing y que la gente no sepa a qué te dedicas salvo a que estás todo el día con el ordenador, no puedo. Es lo que tiene toda la informática corporativa. ¿Toda? Toda no. Un número cada vez mayor de aplicaciones se están 'gamificando'.

-¿Gamifiqué?
-Gamificando
-¿Y eso qué es, volverse un gamo?
-En tu caso podría ser...

Pues no, no es una transustanciación en la madre de Bambi. La ergonomía de los sistemas móviles ha afectado muchísimo al look and feel (eso que viene a ser el aspecto y la ergonomía) de las herramientas corporativas. Ahora todo debe ser guay, debe recordar la modernez de los entornos móviles y su facilidad terrorífica de uso, con entornos limpios y de botones gordos (para dedos acusadores gordos). Cualquier cosa que no sea así, independientemente de su edad, parece sacado de los 80 y no mola.

-Mira qué chuli
-Tiene un difuminado gouraud
-¿Y?
-Hace 10 años ya estaba pasado de moda. Ahora molan los colores lisos.
-¿Y para eso una paleta de millones de colores? Habría pasado con una EGA
-EGA... Se me humedecen los ojos...
-Ya pasó, ya pasó...

Pero además de tener un aspecto y ergonomía de videojuego, muchas aplicaciones potencian los aspectos lúdicos, incluyendo características de los videojuegos como moneditas, experiencia, niveles de experiencia o top players.
Por ejemplo, Zurmo, un CRM que uso, tiene una clasificación interna de puntos derivados de lo bien que lo haces... Y encima te pica diciéndote quién te gana...

-No molas...
-Ya
-Paco mola más
-Paco es idiota
-Pero mola cantidad
-...
-Pero si pasas la visa puedes comprar moneditas premium y machacar a Paco...
-Lo que me faltaba...

Algo así como aquel juego de la bolsa que hice en su día (arcplay) y que pasó con poca pena y poca gloria por internet... Pero si queréis jugar aún hay una versión colgada, decidme y os apunto...

-Te estás yendo del tema...
-Eso no es un problema en IA
-Sólo lo advertìa gamificamente
-Uala, hemos inventado el blog gamificado
-Ya... Sigue buscando

Pero sí, las herramientas tienden a ser más 'mobile-like' en un intento de ser más intuitivas. Algunas lo consiguen y otras la verdad es que ni lo intentan... Se me ocurren varias del segundo grupo que aún siguen en los 80...

¿Es la gamificación la verdadera revolución de las herramientas más allá de que hagan mejor o peor las cosas? ¿Es un paso intermedio hacia aplicaciones de realidad virtualizada? ¿Por qué ciertos fabricantes siguen emperrados en sus aspectos del pleistoceno inferior? ¿Volverá el sombreado gouraud a nuestras vidas? ¿Y la XGA?

Me echaré unas partidillas al Super Mario buscando ideas para cuadros de mando... O tal vez mire un cuadro de mandos y le enchufe el mando de la play... A veces uno no sabe dónde están los límites...

El tiempo lo dirá.

martes, 26 de enero de 2016

Day of the tentacle

Muchos de los que habitualmente leeis mi blog teneis una edad parecida a la mía... Parecida lo suficiente como para haber jugado en vuestra juventud a esas grandes aventuras gráficas que eran las aventuras de Larry, Monkey Island, Loom, Maniac Mansion y su segunda parte que da título a este artículo: Day of the tentacle.

Esta historia que por su nombre bien podría haber sido una de Lovecraft acerca de los quehaceres de la vida de Cthulu...

-Señor Lovecraft, ¿en qué pensaba cuando ideó a Cthulu?
-Me acababa de pedir un bocadillo de calamares...
-Ya...
-Con mayonesa...
-Entiendo...
-Al lado de Atocha...
-Lo típico...
-¡Carísimo! ¡Propio de un dios del caos!

... decíamos antes de la interrupción que esta aventura gráfica narraba las aventuras de un grupo de amigos tratando de arruinar los planes de dominación mundial del malo de turno que en este caso era un tentáculo de color lila muy malo.

-Tentáculo lila, ¡yo soy tu padre!
-Genial, así ya puedo saber mi apellido... ¿Cthulu qué más?
-Cthulu Lila
-Ostras, papá... Qué desilusión...
-Déjalo, mi vida es muy triste...

¿Y a qué viene hablar de tentáculos? Bueno, supongo que es en lo que piensas a veces cuando te hablan de bacterias, bichos microscópicos y lugares poco higiénicos como puede ser un inodoro.

Pero no, no hablo de un inodoro... Hablo de tu móvil.

Sí, efectivamente. La pantalla de tu móvil (y otras partes también) acaban pobladas por multitud de bacterias, microorganismos, suciedad orgánica varia y otros compuestos que no quieres saber por el hecho de su utilización con dedos cubiertos de grasilla, comida, estornudos y toses y acabar metidos en váyase usted a saber qué bolsillos. Es como mirar tus sábanas al microscopio y encontrarte con los ácaros...

-Anda, mira los ácaros, qué monos...
-Espera, que te subo los aumentos...
-¡Agh!

Por suerte nuestro fabuloso sistema inmunológico nos protege de cualquier infección por su culpa, aunque los más aprensivos intenten tener el minimo contacto directo mediante el uso de lápices o guantes... O coger el móvil con un pañuelo. Maniáticos...

-Lo dice el señor maniático del consumo de batería...
-Eh, ¿me meto yo con tu móvil siempre en 4G con wifi, gps y bluetooth activo consumiendo batería a lo bestia?
-No, claro...
-Deberías llevarlo en 2G...
-Lo llevo como me da la gana...
-Vaaaa, ponlo en 2G...
-...
-Vengaaaa, que éramos colegas...
-Anda que...

El caso es que hay una opción bastante sencilla para higienizar tu móvil: luz ultravioleta. ¿Quién no lleva una pequeña luz ultravioleta consigo siempre?

-Yo no llevo
-Sales poco preparado de casa...
-Pero si llevo todos los gadgets habidos y por haber para mi móvil
-Pero no llevas luz ultravioleta
-No...
-Aficionado...

Siendo cierto que no solemos llevar luces ultravioleta, ¿costaría mucho que la pantalla del móvil además de la luz visible emitiese luz ultravioleta para higienizarla? ¿Gastaría mucha batería? ¿Se podría usar mientras se higieniza? ¿Parecería tu móvil la pesadilla de un tunero de neón? ¿Haría Karlos Arguiñano el anuncio de móviles auto-higienizantes con pirólisis? ¿Sería el motivo para que los móviles de alta gama fuesen además y con motivo de 'mírame-y-no-me-toques' (Jejeeee, ¡qué bien traído!)?

Qué pena que los virus que realmente pueden afectar a tus dispositivos no se limpien con la simplicidad y elegancia de la luz ultravioleta.

Mucho cuidado ahí fuera.

jueves, 14 de enero de 2016

Haz que tu PC funcione como un Mac (más o menos)

La informática se ha banalizado...
-¡Luca banana!
-Se me han vuelto a escapar los minions... ¡Largo de aquí!
-¡No, stopa!
-Fus, fus...

El caso es que estaba leyendo la versión electrónica de El País y me he encontrado con un enlace de la multitud de páginas satélite que conforman los portales periodísticos en que se anunciaba (no sé si a bombo y platillo) cómo hacer que tu PC funcione como un Mac.

Yo no tengo ningún producto Apple ni especial interés en tenerlo pero como informático sentí curiosidad, esperando tal vez un pequeño tutorial de cómo instalar el OS X de Apple en un PC no Apple.

Craso error...

Esta página indicaba en realidad cómo ponerle un skin a Windows para que, cosméticamente, se pareciese a OS X, algo que no me parece mal porque sí que es cierto que el entorno Apple me parece más elegante y cuidado visualmente que Windows y para gustos colores, oiga...

Pero si de algo de caracteriza Apple es de darle una gran calidad a sus productos y softwares (aquí entraríamos en una sesión de pressing catch entre fanboys de unos y otros propia de un meme de Capitán América:Civil War) y ante una plataforma de hardware cerrada (en contraposición a la abierta de Windows o Linux) su estado de optimización es mejor, obviamente.

Y eso hace entonces que realmente lo que estés haciendo es poner una capa más sobre otras capas de Windows para recargar más el sistema y que encima funcione peor.

-Me acabo de instalar el paquete de simulación de OS X en Windows y va como el culo.
-Dependerá del culo
-De tu culo
-Pues va muy mal entonces...

Total, que el usuario doméstico se encontrará con una versión maquillada de su Windows para que parezca un OS X por el módico precio de un poquito más de RAM y unos cuantos ciclos de CPU... Y punto. Tal vez suficiente para el que quiere un entorno sutilmente diferente pero que, creo que habrá consenso en ello, no hace que funcione como un Mac.

Y he aquí la trampa que, como informático profesional y discutidor semántico aficionado, acabo encontrando en esos titulares que llevan a error a la mayoría de usuarios domésticos, debiendo tal vez haber cambiado el título a 'Haz que tu PC se parezca algo a un Mac pero sólo visualmente manteniendo la gestión estándar de recursos y compatibilidad de Windows'.

-Ese título no tiene ningún tipo de gancho.
-Pero es verdad...
-No buscamos la verdad, ¡buscamos visitas! Tu sueldo lo pagan los anunciantes...

Alguno puede decir que el título de mi artículo comparte buena parte de ese otro título-no-tan-riguroso-marca-ACME y que también busco visitas. Sí, claro, esto es un blog para que lo lea la gente... Pero como no tiene publicidad (de momento) tampoco me gano nada (de momento) más allá de servirle de pataleo a mi lado informático más riguroso y acérrimo (de momento).

-Es que los Macs son muy caros y si tal vez puedo tener un Windows que se le parezca...
-Los Ferraris son muy caros y no tuneas tu coche para que se les parezca...
-Pero le puse una pegatina del cavallino rampante...
-Exacto...

Mucho cuidado ahí fuera.