miércoles, 5 de marzo de 2014

Gafas antirreflectantes

Hace unos cuantos años que llevo gafas por mi astigmatismo. A pesar de ello el día que no llevo gafas me defiendo bastante bien pero si coincide que debo leer según qué comienzo a hacer muecas equiparables a las típicas del abuelo Cebolleta. La mayoría de veces veo mejor de lo que parece pero hay veces que tela...

Quitando el astigmatismo, mi vista es perfecta...

-¡Dang, dang, dang! ¡Campana y se acabó! ¡De acuerdo que tengas lo tuyo pero ésa es una verdad de Perogrullo!

Como decía antes de la interrupción de las tacañonas, sólo tengo astigmatismo simple, sin complicaciones de vista cansada o miopía como me aseguraban que tendría antes de los 30 por estar todo el día con el ordenador.

Y como me lo aseguraban tanto, una de las cosas que me recomendaron fue el uso de cristales (es un decir porque al final son polímeros plásticos) con baño antirreflectante. Estos cristales permiten que los fotones los atraviesen con mayor facilidad de manera que la visión es mejor que con cristales normales, especialmente delante de un ordenador.

Incluso se da el caso de tratar de adivinar qué está haciendo el compañero de delante según el reflejo de sus gafas, juego en que el uso de cristales antirreflectantes se considera trampa según la federación internacional.

Después de unos años de uso me acabé cargando las gafas y comencé a usar las de reserva (promoción Afflelou, you know) que no tienen antirreflectante.

No he notado más cansancio ocular o problemática de visión salvo en algún momento muy particular... Y uno de esos momentos fue el otro día.

Por una de aquellas casualidades de la vida (cambio de compañía telefónica) ahora tengo un Samsung Galaxy Note 3 que me permite una precisión increíble cuando hago dibujos en el tren (se dibujan todos los baches y meneos). Este por otro lado deseado aparatito viene con una característica que yo había desactivado en mi anterior S3 que se llama 'Smart Stay' y que se supone que hace que la pantalla permanezca activa mientras la miras.

Básicamente lo que hace es grabar con la cámara frontal y detectar caras con el software de reconocimiento facial. Mientras detecte una cara con los ojos abiertos se mantiene encendido.

Hasta que te pones tus gafas sin cristales antirreflectantes.

Yo estaba con la mosca detrás de la oreja del mal funcionamiento de esta funcionalidad hasta que puse la cámara frontal.

Después del susto inicial (soy el doble de Brad Pitt... El doble de gordo me refiero...) me percaté que el reflejo de la pantalla del móvil aparecía en los cristales de mis gafas y, por alguna razón, el software de reconocimiento de caras no reconoce ojos brillantes e iluminados.

-Mira, hemos salido todos con los ojos rojos en la foto
-Claro, somos demonios
-Aaaanda, por eso no me va el smart stay en el móvil, por los ojos rojos brillantes...
-Y por los cuernos, no te olvides
-Ya...

Claro que si me quito las gafas sí que me reconoce por la cara (me refería a reconocimiento facial... Y sí, gratis) y funcionalidades como Smart Stay o Smart Scroll funcionan adecuadamente.

¿Será que no lo habían previsto? ¿Debería venir el teléfono con descuento para lentillas o gafas antirreflectantes? ¿Podría hacerse una aplicación que modificara la visualización de la pantalla para poder verla bien sin gafas similar al ajuste para miopes de un microscopio o las leyes de la óptica lo impiden? ¿Se podría aplicar también a los portátiles? ¿Y a las personas?

-Hay personas que prefiero seguir sin ver...

En fin, igual es que somos muy exigentes con funcionalidades que igual están aún en periodo de mejora... O que tal vez habría que ponerle gafas al software de reconocimiento facial...

Seguiremos informando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario