viernes, 17 de enero de 2014

Proyectosh Informáticosh

-Hola, amigosh y ciudadanosh. Sheguramente osh preguntaréish qué hace el preshidente del gobierno en el blog de IA... Y obviamente no lo shabéish porque no hace falta que lo shepáish... Shalvo por el hecho de que el gobierno participa activamente en todosh y cada uno de losh proyectosh informáticosh que she desharollan en eshte nueshtro paísh... Aunque no osh déish cuenta, esh nueshtra contribución al I+D eshpañol..
-¿Pero qué haces tú aquí, hombre? ¡Largo! ¡Fus!

Te dejas la puerta abierta y se te llena la casa de bichos... Pero nuestro presidente tiene parte de razón en que el gobierno está, de una forma un tanto particular, en todos y cada uno de los proyectos que desarrollamos, sean informáticos o no. Como este blog al final trata de informática, nos centraremos en los informáticos.

-No me lo esperaba...

Todo esto empezó un día no hace mucho cuando estaba calculando un precio para una oferta y como tenía pilas nuevas en la calculadora pues me dio por hacer cálculos (matemáticos) con ella, siguiendo una lógica que creo que os va a sorprender aprovechando que el gobierno, además, se plantea subidas de IRPF y otros tantos impuestos.

-¡Ah, palabra maldita, has dicho lo innombrable!

Aunque todos pagamos impuestos, nunca te sueles parar a pensar desde el punto de vista de un proyecto dónde va el dinero que el cliente paga. Pero comencemos por el principio.

Vamos a suponer que tenemos un proyecto que dura nada menos que un año de una persona. Vamos a suponer que esa persona es Paco.

-Hola, Paco
-Hola
-¿Qué te parece que hagamos el ejemplo contigo?
-Pues ni me va ni me viene porque como soy un ejemplo virtual ni sufro ni padezco
-Vale, ésa es la actitud...

Paco tiene un sueldo bruto en la media del profesional de la informática. Por poner una cifra redonda, digamos que 25000€ brutos anuales. Paco tiene 30 años y no tiene hijos, por lo que no se desgravará por ellos. Según un excel que me bajé de la Agencia Tributaria con los tramos del IRPF de 2014, en estas circunstancias Paco percibirá 19.388€ netos durante el año. El resto son impuestos.

-Paco, el gobierno se te lleva el 22,4% de tu sueldo en impuestos.
-Pues qué bien.

El caso es que cuando calculas la tarifa no lo haces sobre el sueldo bruto sino sobre el sueldo bruto y la seguridad social, que ronda el 30% del sueldo bruto (por hacerlo redondo). A la empresa de Paco, Paco le cuesta 32.500€.

-Paco, de lo que le cuestas a la empresa, el 40,3% son impuestos y tú te llevas el otro 59,7%.
-Hay matrimonios en gananciales con más separación de bienes...

Pero claro, como los proyectos no suelen ir a coste, la empresa de Paco le carga un margen. Por poner un margen estándar supongamos que es el 30%, por lo que la facturación de Paco en ese año debería ser de 46.248€. Con ese 30% la empresa de Paco paga a sus jefes, staff, alquiler, etc y, si hay suerte, da beneficios a los socios.

Bueno, pues a esta cantidad le añadimos el IVA y queda en 56.178€, que es el precio que debería tener el proyecto formalmente y entonces vienen los porcentajes dolorosos:
-La empresa de Paco se lleva el 24,7% del precio del proyecto.
-Paco percibe el 34,5% en sueldo neto del precio del proyecto
-El estado percibe vía impuestos directos e indirectos el 40,6% restante.

Por lo tanto, ante una colaboración de una persona, el precio final a pagar es casi el 300% de lo que percibe esa persona (para empezar)... Y el estado es el que más dinero se lleva en todo este proyecto sin ni siquiera asistir a las reuniones de seguimiento (cosa muy grave). Si además contamos que del margen de la empresa de Paco seguro que el estado pilla algo de otras nóminas o del IAE, igual vemos que se lleva el 45 o el 50% del total del precio.

Pues como parece que al final tampoco les llega, pretenden subir el IRPF.

-...

Vosotros no lo podéis ver, pero Paco acaba de transformarse en el increíble Hulk en cuanto le he hecho partícipe de los datos...

Es cierto que esta visión es un poco sesgada y que al final esos impuestos pagan otras cosas pero parece absurdo que una empresa que compre un proyecto por 56.178€ dedique más del 40% de este presupuesto a construir carreteras, educación, sanidad... (léase con sarcasmo) cuando en realidad no tienen nada que ver con el proyecto en sí.

¿No debería plantearse la casta política que es un sinsentido y que se podría ser mucho más competitivo (tanto en servicios ofrecidos como recibidos) si este proyecto tuviese una presión fiscal menor?

-Puesh hay otrosh paíshes con preshiones fishcales mayoresh...
-¿Otra vez me he dejado la puerta abierta?

No os hagáis muy mala sangre con estos datos y feliz fin de semana...

miércoles, 15 de enero de 2014

Kick off off

-Queridos hermanos, estamos todos aquí reunidos para celebrar el enlace y compromiso de esta empresa de servicios y este cliente en la forma de un contrato por un proyecto para hacer un datamart y unos informes...
-Alabado sea el señor...
-En este día de alegría y jolgorio en el que celebramos el sacramento contractual y por lo tanto el comienzo de la ejecución de dicho proyecto las partes procederán a firmar el acuerdo. Empresa de servicios, quieres realizar para este cliente el desarrollo en lo bueno y en lo malo, en el margen y en la tarifa basura, en la salud y también trabajando en la enfermedad, hasta que la reunión de fin de proyecto os separe?
-Sí, quiero
-Y tú, cliente, aceptas que la empresa de servicios realice esos trabajos con la ayuda de dios y de varios recursos más?
-Sí, quiero
-Si hay alguien que quiera oponerse a este contrato que hable ahora o calle para siempre...
-YO ME OPONGO!
-Miércoles...

No son pocas las ocasiones en que en las películas americanas se detiene una boda en el último momento, a veces resolviéndose adecuadamente y otras con la típica huída de uno de los novios con el interruptor. Siempre, reitero, en el último momento: cuando te has puesto guapo, has pagado la peluquería, el regalo de bodas, banquete, viaje, etc.

-Paco, será que no has tenido tiempo antes...
-Tenía una entrega...

En nuestro realidad menos americana y más informática, me he encontrado con el problema de estar en una reunión de kick off de un proyecto y que alguno de los key users viese por primera vez lo que se iba a hacer.

-Cómo es que vamos a hacer esto sin hacer lo otro?
-Paco, llevamos meses hablando de hacerlo para que te venga de nuevas...
-Pues si no se hace lo otro no se va a hacer tampoco esto.
-Pero qué tiene que ver la velocidad con el tocino?
-Nada, que lo veto
-(Coro angelical) Lo ha vetadooooo...

Y entonces con tu mejor cara de poker acabas la reunión de kick off que daba inicio al proyecto al día siguiente con todos los recursos comprometidos por agenda con un 'ya veremos'.

-Oye, y perdona, eh?
-...

Y como si de boda americana interrumpida se tratara te quedas compuesto y sin novio... Y con unos recursos desagendados en casa que te recuerdan el mal trago amoroso pasado en la sala de juntas...

-Nunca me va bien con los clientes, me haré homosexual

Y te haces homosexual durante un tiempo, cerrando contratos de subcontratación con otras empresas parecidas a ti... Pero, dicen, el mundo homosexual es muy promiscuo y sigues soñando con la celebración contractual con el cliente vestido de blanco y tú de bonito.

Es en ese momento cuando suena el teléfono tras un tiempo y alguien te dice:
-Deberíamos probarlo otra vez
-Y qué me dices de Paco?
-Está olvidado y de acuerdo

Y se celebra de nuevo la reunión por todo lo alto, con familiares de la empresa y del cliente y con Paco entre los bancos con una sonrisa de satisfacción y conformidad zen por haber por fin asumido su lugar en el mundo... Salvo por esa extraña mirada que descubre el padrino que le hace sospechar y llevarse a Paco a fumar fuera... Sólo por si acaso...

-Yo os declaro contrado y contratante. Puede comenzar el proyecto!

Os deseo mucha poligamia y poco funeral y que no se confunda un enlace con la primera comunión... Que ahí cuando firmas te dan la primera ostia...

lunes, 13 de enero de 2014

V de VPN

-Recuerden, recuerden el cinco de noviembre,
Conspiración, pólvora y traición,
No veo la demora y siempre es la hora
De evocarla sin dilación.
-No te conecta la VPN, no?
-Ni de coña...

No me ha costado demasiado buscarme una excusa para parafrasear a V aunque el enganche con el resto del artículo sea un poco menos obvio.

V, entre otras características excepcionales, es un hacker con conocimientos de jardinería que vive en una galería barroca  (algo así como el mesías informático). Aunque no es muy obvio, usa sus habilidades para confundir al inspector jefe Finch con un mail autodestructivo con el que citarle para contarle una historia en la que unir las piezas de su investigación.

-A ver, prueba ahora...
-Qué va, no engancha.

La VPN como idea para conectar fácilmente con una red (generalmente corporativa) es muy buena, aunque su ejecución en la actualidad a veces deja algo que desear. Lo veremos, como casi siempre, viajando al pasado.

Estamos en el 2000, el adsl no existe a nivel doméstico, como mucho la conexión por modem y gracias. Trabajar fuera del entorno cliente es poco habitual, pero fácil de hacer al poder empaquetar bases de datos y otros objetos y montártelos en local en tu portátil (si lo tienes) de batería de 20 minutos (no, no tiene que ver con el periódico). La conexión vpn en este tiempo no se usa.

Pasamos al 2006. El adsl existe y permite la conexión a alta velocidad (como ahora) pero las cosas a nivel político han cambiado en las empresas y todas son muy reacias a dejar que saquen información fuera de sus sistemas. Hacer desarrollos en remoto supone conectarse por vpn porque no es posible generar una copia en local.

Volvemos a 2014. La conexión vpn es habitual... Las empresas no quieren habilitar mucho espacio para consultores externos y las velocidades del adsl permiten una conexión generalmente fluida. Y aquí me refiero al adsl específicamente...

Porque resulta que con el 3 y 4g y esos portátiles de última generación con baterías que aguantan horas podrías conectarte desde cualquier lugar y aprovechar tiempos muertos en los que miras el paisaje o te tomas cafés. Lo malo es que se tornan exigencias y ya no es que vayas a aprovechar tiempos muertos sino que 'ya que te puedes conectar en cualquier momento y desde cualquier lugar puedes ser más productivo que antes'.

-Qué suerte que vas en tren y puedes hacer cosas en el trayecto... Necesitaría que esto estuviera para mañana...
-El que vaya en tren no significa que mi jornada laboral incluya el tiempo que estoy viajando...
-Pero pasarte dos horas al día mirando por la ventana...
-Hago otras cosas...
-Pero seguro que no tan productivas como esto que necesito para mañana...
-...

Y en el caso de que decidas aceptar, te encuentras con la realidad habitual de la vpn on the move:
-La batería dura lo que dura
-El cercanías es incómodo para trabajar
-Y sobre todo, las fluctuaciones de cobertura (cuando la hay) hacen muy difícil permanecer conectado una hora sin cortes o no quedarte a medias de algo.

...Total... Que lo acabas en casa as usual.

Con portátiles que actualmente son más potentes que muchos servidores y para desarrollos específicos por qué no se vuelve a desarrollar en local?

-Porque luego lo tienes que hacer dos veces dado que muchas herramientas no permiten el desarrollo descentralizado.
-No es excusa para que no esté...

Luego te encuentras, como en mi caso, que tienes 3 ó 4 clientes de vpn para clientes diferentes que se pegan de tortas entre ellos (aunque luego te permiten estar conectado a dos vpn según cómo) y cuyo cambio de conexión requiere poco menos que un reinicio del pc...

Pero bueno, en un mundo cada vez más interconectado parece ser la mejor manera de resultar a la vez ágil y productivo. Será cuestión de tener fe...

-Este país necesita más que un parlamento, necesita esperanza.
-No había un password más largo?
-Hay alguna remota posibilidad de que dejes de quejarte y te pongas a trabajar?
-De forma remota ambas, me temo...

Seguiremos informando.

jueves, 9 de enero de 2014

Esto es un no parar

-A ver, por favor, ya estamos todos... Id cogiendo silla, va a comenzar la reunión... Quién quiere ser el primero hoy?
-Yo, lo necesito...
-Adelante, Paco
-Me llamo Paco y soy project manager... Una vez tuve que parar un proyecto antes de acabarlo
-Te queremos, tío
-Desde entonces la gente me mira raro...
-Tú no les hagas caso...
-Y cada vez que inicio un proyecto nuevo me vienen ganas de pararlo
-Tienes que ser fuerte y seguir adelante
-Pero a veces es que simplemente los números no salen y el cuerpo me lo pide...

La situación de Paco puede interpretarse como casi anecdótica incluso para una reunión de informátricos anónimos dado que no es nada habitual que un proyecto se pare.

Pero el que no sea habitual no significa que no deba hacerse más de lo que se hace. Analicemos un momento la situación que lleva a parar un proyecto rebobinando unos meses en el pasado.

-Ave, quo vadis?

Bueno, no tantos... Tengo el condensador de fluzo desalineado hoy... A ver... Ahora.

Voy a aprovechar que estoy en el pasado para en lugar de dar los números de la primitiva a mi yo de esta época hacer una sesión de coaching digital medio seria para lo habitual de mis artículos (sí, yo también creo que soy idiota) y exponer una situación más habitual de lo que se piensa y demostrar con números lo que suele pasar con el objetivo de aprender para cuando vuelva a 2014.

Imaginemos un proyecto de elaboración de un pequeño datamart analítico con sus procesos de carga y una capa de análisis acotada a 5 informes. Valorémoslo por hacerlo redondo en 30.000€.

Normalmente lo que comienza a oler a chamusquina es que cuando se hace el análisis funcional comienzan a aparecer cosas y circunstancias no contempladas en el pliego de requerimientos. Eso hace pensar que seguramente haya más ropa sucia.

Entonces nos encontramos con los dos elementos que mezclados adecuadamente producen la bomba casera:
-Un análisis insuficiente
-Un cliente difícil

Suele ser al final de la fase de análisis cuando se comienza a dar uno cuenta que pasan cosas como:
-El tiempo dedicado al análisis excede el previsto inicialmente según las premisas
-Aparecen diferentes temas que quedan pendientes de definir
-Por cuestiones de agenda varias reuniones se posponen o no son suficientes para revisar todo lo que debe ser revisado
-La planificación resultante y el esfuerzo son bastante superiores a lo previsto.

Es en este momento cuando debería hacerse un primer planteamiento de viabilidad.
-Llevamos consumidos 10k€ y vemos que por lo que se pide deberíamos ir a un presupuesto de 45 en lugar de 30. Qué quieres recortar?
-Nada (fijaos lo difícil del cliente)
-Pasamos a 45 entonces?
-No, 30.
-Vas a hacer parte del desarrollo tú?
-No, lo haces todo tú.

-Y los números no cuadraban!
-Lo sabemos, Paco...

En ese momento la 'pérdida' por posible impago es de 10k. Aquí hay varias opciones:
-Que realmente se pare el proyecto, perdiendo poco dinero y poco tiempo y con el cliente seguramente cabreado pero sin posibilidad de reprochar nada.
-Que se continúe el proyecto en las mismas circunstancias de equipo, asumiendo la pérdida mayor prevista pero con un cliente satisfecho.
-Que se continúe el proyecto con la idea de no perder dinero o, lo que es lo mismo, asignando roles por debajo de lo presupuestado para reducir costes, contando entonces con pérdidas potencialmente mayores (no se sabe si los nuevos perfiles podrán finalizar el proyecto y en el tiempo estipulado) y un cliente potencialmente insatisfecho.

Fijaos que aquí todo radica en la posición de uno y otro y la intransigencia de las partes con el dinero por culpa del efecto casino, del que hablaremos luego.

En el primer caso, la pérdida será de 10k.
En el segundo caso, la pérdida será de 15k.
En el tercer caso, la pérdida es incuantificable, asumiendo que será mínimo de 10k.

En el caso de que se siga adelante con el proyecto, la justificación para tal acto es 'que ya nos deben dinero'.

-Pero nos deben 10k...
-Pero visto lo visto acabaremos perdiendo 15.
-Pues hay que intentar no perder dinero.
-Hacer con 20k el equivalente a 35 para que nos salga?
-Sí, yo sé que tú puedes
-Que no
-Que sí
-Que no
-No te preocupes, ya le llamo para decirle que adelante...
-...

Es aquí cuando comienza a aparecer el efecto casino del doble o nada con las pérdidas y las ganancias. Veréis qué divertido...

Esta circunstancia habla de la psicología de las personas en situaciones de ganancia o pérdida, haciendo que en situaciones de cantidades absolutas iguales se comporte de manera diferente.

La primera situación es tener una deuda de 100 ante un doble o nada. Si sale nada, la deuda se cancela (ganamos 100) y si sale doble, la deuda aumenta (perdemos 100). Lo habitual aquí es jugársela ante la posibilidad de no deber nada... Incluso varias veces.

La segunda situación es tener una ganancia de 100. Si sale nada, perdemos 100 y si sale doble ganamos 100. Las cantidades a ganar y perder son las mismas pero aquí se tiende a tratar de asegurar el máximo, por lo que se es más conservador.

Es esta circunstancia la que ante la pérdida se pretende sacar un 'nada' que deje a ras la cuenta de resultados del proyecto. Lo malo es que no se soluciona con una tirada de dados...

Y entonces más adelante en el proyecto pasa lo inevitable si no se ha analizado en profundidad suficiente:
-Es que hay unos datos que hay que procesar aparte y montar brontocientos procesos individuales y serán 10k más
-Pero me dijiste que lo harías por 20k
-Te dije que no lo haría por 20
-Pues yo entendí...

Total, que la supuesta no ganancia optimista se transforma en pérdida de 25k, equipo cabreado, jefes cabreados y posiblemente cliente cabreado.

Y ya ni os cuento si encima hay que hacer más informes de los previstos, resolución de incidencias, etc todo por tratar de dejar de perder.
-Es que ahora hemos consumido 30 y si no lo acabamos y cobramos perderemos 30 pero si lo acabamos sólo perderemos 15.
-Y podíamos haber perdido sólo 10 y haber dedicado este tiempo a ganar dinero en otros proyectos
-Te voy a dar la razón pero sólo de boquilla... Pero bueno, Yanosapa Ñaremos
-...

Claro que es complicado decir que se paran máquinas y que parece que sea un tema tabú hacerlo o tan sólo ponerlo como posibilidad encima de la mesa, pero mi experiencia en estas circunstancias es que siempre se acaba perdiendo más dinero del que estaba 'entrampado' cuando se inicia la huída hacia adelante.

Por suerte no todos los clientes son tan intransigentes ni todos los análisis se hacen tan poco profundos, con lo que estas circunstancias no llegan a producirse tanto... Pero id ojo avizor y levantad la mano (y el mail para que quede constancia) si os comienza a oler a chamusquina no sea que los arqueólogos encuentren vuestros restos a pocos centímetros del botón de parada de emergencia...

Realizada la sesión de coaching ya puedo volver al presente para poder aplicar lo aprendido entonces asegurándome de que no me vuelva a pasar.

-Paco! Te dije que no hicieras reuniones en casa con tus amigos raritos!
-Señora, no hemos acabado...
-Fus, fus, largo de aquí, bichos!
-Tu mujer sí que sabe cómo parar las cosas...
-Ni te cuén...
-Fuera he dicho!

Mucho cuidado ahí fuera.

martes, 7 de enero de 2014

2014, Odisea 2 y pico

Llego como 4 años tarde para el título formal de la segunda entrada de la cuatrilogía (o es tetralogía?) de la Odisea del Espacio...

Acabadas finalmente las navidades (y las vacaciones ni os cuento) se abre un nuevo año en el que se supone que las cosas van a ir mejor que en 2013 (cosa por otro lado bastante sencillo) tal como leía yo el otro día en Expansión (subida de un 21% de la bolsa y no por el IVA, prima de riesgo por debajo de 200 por primera vez en años, bajada del paro en 100000 personas...) Vamos, que no se podía empezar mejor... O sí.

Resulta que la consultora de Adecco ha elaborado un informe prediciendo (asegurar es una palabra muy fea) los trabajos con más demanda y mejor remunerados en 2014 y entre ellos estaba el de responsable de Business Intelligence.

-...
-Qué haces?
-Chisst, calla... No me desconcentres...
-Pero qué haces?
-Espero que me llamen para ofrecerme 6 cifras...
-Ya...
-Calla, no me lo gafes...

Seguro que no os parecerá raro que un profesional altamente cualificado y experto como yo haya recibido un montón de llamadas para ofrecerme oportunidades: cambiar el adsl, la compañía de móvil, el seguro del coche... Pero ofertas de 6 cifras me han hecho hasta la fecha... A ver... Esperad que las cuento... Sí, me llevo dos... Ninguna.

Igual es que es muy pronto y los empleadores no se han dado cuenta que Adecco ha hecho el estudio y tendrían que estar llamando como locos antes de que la prima de riesgo del responsable de BI se dispare...

Pero coñas aparte esto me da que pensar varias cosas:
-Se han percatado las empresas al fin que hace falta alguien con un perfil específico para gestionar temas de BI?
-Ha llegado el BI a un punto de digeribilidad para las masas que lo hace por fin rentable desde el punto de vista de todo el mundo y por eso por fin se paga adecuadamente?
-Está de moda?
-Cualquiera de los hechos anteriores supone estar un par de años en la cresta de la ola para zambullirse a continuación en las profundidades abisales de la maquinaria empresarial?

-Mira que eres cenizo...
-Mi sentido arácnido no falla nunca.
-Aún así eres un cenizo... Te falta la pancarta con lo de 'arrepentíos, el fin del mundo está cerca'
-Aún guardo la que no usé a finales de 2012 por lo de los mayas aquellos...

En fin, no os doy más la brasa que acabamos de comenzar el año y luego os pasáis de punto.

Feliz 2014 y que os hagan muchas ofertas de 6 cifras...