viernes, 28 de junio de 2013

Estadísticas anuales

Como cada año por estas fechas, el Instituto Nacional de Estadística publica un informe con los datos categorizados por diferentes grupos de los emolumentos de los españolitos de a pie y a cuatro patas.

Esto, que al final tiene su uso para determinar estadísticamente tendencias, concentraciones y movimientos al respecto de las actividades económicas, tiene su parte amarillenta en cuanto hablamos del salario típico, que en este caso es de 15.500€ brutos anuales en 2011, entendiendo el típico por el más frecuente, no la media.

El observador experto se habrá percatado ya que 2011 acabó hace año y medio este próximo domingo.
Como experto en el tratamiento de datos me pregunto qué extraño procedimiento ETL tarda 18 meses en procesarse.

-Bueno, es que nos esperamos a la declaración de la renta para asegurar...

Claro, porque la seguridad social no tiene ni idea de los contratos que se dan de alta o de las bases de cotización... Y Hacienda tampoco sabe nada... Bueno, en el último caso y si eres de la realeza igual sí.

El caso... De qué volumen de datos hablamos? Pongamos 1000 millones de registros para un año? Creo que es bastante más de lo razonable, asumiendo 13 millones de trabajadores y 12 meses serían 156 millones de registros.

Un proyecto en el que participé en 2011 precisamente procesaba 70 millones de registros en algo menos de 4 horas. Esto, creo, es bastante menos de 18 meses.
Cualquier empresa de retail tiene brontocientos millones de tickets de caja que procesan cada día... Y hacen cierres mensuales!... A mí me miran mal si hablo de ventanas de carga de más de 8 horas.

-Es que el dato tiene que ser exacto...

Cuando hablamos de estadísticas sabemos que si la muestra tiende a infinito se genera una campana de Gauss perfecta, por lo que creo que trabajar con 10 millones de registros menos que no hayan podido recogerse a principios de 2012 no debería cambiar sustancialmente ni la media ni la moda, especialmente en un entorno de crisis donde la información temprana es primordial.

Seguro que no existen indicadores adelantados que pudiesen tenerse antes de 18 meses? Toma el Gobierno decisiones con los datos de hace dos años? Nos dirán en 2016 que en 2014 salimos de la crisis pero no teníamos el dato exacto... Ni el aproximado y no nos dimos cuenta? O es que las diferentes administraciones centrales no comparten los datos eficientemente?

Desde aquí me ofrezco a hacer de hombre de negro (sin neuralizador) con las administraciones públicas y analizar esos interfases entre sistemas y analíticas avanzadas que parecen tardar más de la cuenta... Qué? Que si voy a tardar menos de 18 meses? La estadistica dice que sí...

jueves, 27 de junio de 2013

Volvemos en 7 minutos

-Un anuncio y volvemos...
-Volvemos en dos minutos
-Volvemos en tres minutos
-Mix de cuatro minutos, un minuto de programa y cinco minutos más de publicidad
-Si es usted el orgulloso poseedor de una blackberry puede proceder a reiniciarla, que le da tiempo...

Aunque la Smart TV como electrodoméstico no hace tanto que está en el mercado, las propias cadenas de televisión comenzaron una práctica muy habitual en informática que es avisar del tiempo que durará algo, en este caso, un corte publicitario.

Windows ya hace esto a su manera en varios ámbitos: te queda tanto de batería, voy a tardar poco o mucho en copiarte ese fichero...
Pero Windows en ese aspecto no es rígido, sino que se adapta a las circunstancias y hace que pienses que el algoritmo de valoración temporal lo haya desarrollado alguien que no es del todo informático...

-A ver, equipo, necesitamos un algoritmo que calcule cuánto va a tardar un fichero en copiarse
-Jo, profe, que eso no lo hemos dado...
-Pero si es muy fácil: tiempo=tamaño/tasa
-t=t/t?
-Sí...
-Y de verdad espera que con esa fórmula acierte el cálculo?
-Ehm... Siempre puedes buscar en Google por ayuda...
-A ver... Predicción del tiempo... Centro nacional de meteorología... Ah, pues voy a llamarles que seguro que estos saben...

El caso es que como t puede variar porque el ordenador puede estar haciendo otras cosas, t entonces resulta que también varía... Sí, yo tampoco sé a que t me refiero... Pero si te pones a copiar un fichero de 2 GB en un disco actual hablamos de:
-2 minutos
-1 minuto 45
-De repente y porque yo lo valgo comienzo a rascar disco con otra cosa que no viene a cuento, 6 minutos
-Oye, que me sigue picando y tengo que rascar de nuevo... 17 minutos...
-Ya no me pica y hago lo que tengo que hacer, 1 minuto
-30 segundos
-Oye, estás seguro que quieres copiarlo? Es que me acabo de dar cuenta de que es de sólo lectura? Sí? Lo copio? Vale...
-Unos pocos segundos
-Espera, que no me había rascado bien, 3 minutos
-Ah, pues sí que me había rascado... unos pocos segundos más...
-Acabé!

Por lo que yo pediría a los señores de Microsoft dos cosas:
-Que mejoren su algoritmo a partir de las estadísticas del sistema
-Que incluyan además del copy-paste un paste especial de alta prioridad que obvie otras actividades intrusivas del sistema para esos momentos en que vas con prisa y tu sistema decide hacer el mantenimiento completo, adaptándose a las necesidades de proceso de váyase usted a saber qué situación cósmica.

Porque si no, uno no sabe nunca si van a ser 2 o 5 minutos lo que se va a tardar en hacer algo, desconociendo si da tiempo a hacer un café o sólo a ir al baño... Por mucho que lo avise.

Justo como en la publicidad de Antena 3, fíjese usted... O de cualquiera de sus cadenas, no vayamos a ser pejigueros...

Seguiremos esperando...

martes, 25 de junio de 2013

Come come

Suele pasarme con más frecuencia de la que considero razonable que los viernes a última hora se me complican las cosas y salen problemas donde no debieran haberlos (o por lo menos que se esperen a que pase el fin de semana).

Esto, que dentro de un orden es algo normalmente gestionable, es una de las cosas que más odio de mi trabajo porque suele volverme, como diría Dani Rovira, gris-triste-plomizo-lúgubre y lo que podía ser un fin de semana de tres días de San Juan explosivo (por los petardos) se convierte en un viacrucis mental particular.

-Vamos a dar un paseo
-Es que me tengo que mirar una cosa
-Pero si es fin de semana
-Ya...
-Pues míratelo y salimos
-Es que no tengo ganas... Me da mucha pereza...
-Pues salgamos
-Vaaaale...

Y sales, así como sin ganas, dándole vueltas a lo que tienes pendiente de mirarte.

-Dónde estás?
-Aquí, cariño...
-Vamos dirección Barcelona
-Uys, el piloto automático...

Y entras en ese estado medio de agobio medio de responsabilidad que evita que disfrutes adecuadamente de tu bien ganado descanso, dándole vueltas a algo con lo que no quieres ponerte porque te fastidia que tengas que ponerte en tu tiempo libre.

-Me pongo después de comer...
-Bueno, va, me echo la siestecita y luego...
-Qué pocas ganas... Me veo una peli...
-Qué tarde se ha hecho... Igual me lo miro mañana mejor...

El caso es que finalmente llega el día en que no tienes más opción que mirártelo si quieres que esté a primera hora del día siguiente. Y te lo miras. Y lo vuelves a mirar. Y, curiosamente, en media hora o menos está listo.

-Idiota!

Efectivamente, no hay otra palabra para definirlo. Te has pasado tres días amargado y agobiado por lo que tenías que mirarte... Por media hora que no quisiste dedicarle el viernes a última hora y que habría cambiado totalmente la experiencia del fin de semana. Es como si, de alguna manera, debieras guardar luto por el problema y pasar por las cinco fases del mismo antes de sentirte 'libre' para dedicarle tiempo y finiquitarlo.

No habría sido mejor dedicarle un momento el viernes, ver qué tal está la cosa e incluso resolverlo? Realmente se tardaría esa media hora de intervención sin casi tres días de chup chup a fuego lento en tu cabeza? Por qué todos los viernes al mediodía me tienen que pasar estas cosas?

Creo que el agobio aparece cuando no estás seguro de que algo vaya a funcionar. Ya no es una cuestión de lo bueno que seas, de lo que sepas o del tiempo que le dediques... Es como si los dioses de la informática jugaran con su libre albedrío y se cobraran en forma de tu energía el hacer que todo funcione.
Si esto realmente fuera así, espero que condenen al infierno informático y lo reencarnen en grabador de datos en sueco al simpático que diseño y programó tremenda bazofia de aplicación de precio estratosférico cuya falta de funcionamiento racional me ha mantenido en vilo el fin de semana... Ni juego de tronos, oye.

Pero bueno, como decía el anuncio, te pique lo que te pique...

viernes, 21 de junio de 2013

Proceso en paralelo

El otro día tuve una más que curiosa conversación con el Dr. García-Calvillo y mi (nuestro) jefe. Todo comenzó, como suele hacerlo, hablando de un gag de The Big Bang Theory, en este caso del episodio en el que compran la máquina del tiempo de la película original. Nuestra conversación fue degenerando hasta que acabamos en El Experimento Philadelphia (nada que ver con hacer pruebas con queso de untar) y planteándonos cuestiones metafísicas de viajes en el tiempo.

Aparte de darme cuenta de que la visión en cuatro dimensiones de mi jefe es, digamos, mejorable y que el principio de conservación de la energía nos lo pasamos varias veces por donde se conserva la energía nos quedó claro que como físicos teóricos no nos íbamos a ganar el pan. Pero me hizo pensar...

En nuestro diálogo había dos posibles teorías:
-Una en que en un viaje al pasado no se podía cambiar nada porque todo lo que hicieras en el pasado ya estaba previsto que pasara y estabas siguiendo un guión del que el universo no iba a dejar que te salieras ni un milímetro aunque no te dieses cuenta (modelo determinista)
-Otra en que viajar al pasado ya hace que se genere una nueva línea temporal paralela a la de partida con resultados diferentes en el tiempo (multiverso).

-Eh, eh, eh... Que son las 8 de la mañana de un viernes para hablar de teorías unificadas...
-Yo unifico a la hora que sea
-Pues sí que estamos bien...

Esto, como introducción, suele estar lejos de a dónde quiero llegar, pero no os preocupéis que ahora engancho el tema. La informática se supone determinista (hala, enganchado) por lo que ante una acción A siempre producirá un resultado B.
La realidad es un poco más compleja y eléctricamente ya comenzamos a hablar de tolerancias: (0.9-1.1)xA ~ (0.9-1.1)xB. Por lo tanto existe el caso de que el límite inferior de A puede producirnos un valor válido de B... Que no es B pero que nosotros asumimos como B.

-Eh, eh, eh... Primero física cuántica y ahora clases de matemáticas? Pero tú de qué vas?

Entonces, lo que entendemos por 'digital' o 'binario' se convierte en una simplificación con tolerancias de lo analógico de siempre.
Podría ser que la pantalla azul de Windows aparezca por un fallo de tolerancia a nivel electrónico? Que un programa se cuelgue por lo mismo? Que las N tolerancias existentes a todos los niveles de las capas informáticas sean insuficientemente deterministas en alguna ocasión para dar en el 100% de los casos un resultado adecuado? O es que al final la informática no es determinista y hablamos de un multiverso informático?

-Este programa tiene un bug
-No es un bug, son entidades de la dimensión Delta que se introducen en el código y al interaccionar con él hacen que se cuelgue
-Todos los días a las 10.30?
-Es su hora del almuerzo... Tú vas al bar, no?
-Mirado así...

Como a todos, me gusta pensar que yo tengo mi propio libre albedrío y que la realidad no es el resultado de una ecuación con tolerancias posiblemente resultado de una simulación a gran escala que dejaría a Matrix como el juego del gusano...

-En realidad lo que te daría rabia es que todos esos astrólogos que dicen que está todo escrito desde hace miles de años tuvieran razón...
-Eh, eh, eh... Primero te quejas de ciencia y ahora me vienes con astrología a las 8? No sabes que eso toca de madrugada, entre las 12 y las 4?
-Anda, pues es verdad...

En fin, sólo espero, si estamos en una simulación informática, que alguien use el Ccleaner en algunos ámbitos relacionados con la política...
Mucho cuidado ahí fuera... O ahí dentro...

martes, 18 de junio de 2013

Él nunca lo haría

Que nadie se lleve a engaño porque no voy a hablar del funcionario de ventanilla con escaqueo crónico de turno ni de ese compañero con tal movimiento de cintura como para ser proclamado por las autoridades en dicha materia como o mais grande rei do mambo.

Ahora que está tan de moda el Big Data (otro día os explico o si no preguntadle a Google) me hizo gracia que hemos 'agotado' los prefijos griegos para determinar magnitudes de almacenamiento. Y entonces apareció el brontobyte.

-Jooooohn, rápido, te ha visto!
-Dile a los niños que los quiero...
-John! No! No vayas tú solo!
-Qué va a hacer? Matarme?
-Te causará un overflow de datos
-Miércoles, qué miedo...

Efectivamente Johnny Mnemonic se antoja escaso con sus 80 GB hoy en día en que el terabyte ya hace que hacomenzado sus andanzas en el vocabulario común. Fijáos que llegó un momento en que los discos eran de medio tera y no de 500 gigas.

Para el caso, un brontosaurio... digo, brontobyte es un prefijo qur comenzaría en, usando notación científica, 1E15 (petas) hasta 1E27 (sin prefijo estándar). Al no disponer de prefijo estándar, se tiende a asumir que un brontobyte son 1E27 bytes. Eso son 1.000.000.000.000.000.000.000.000.000 bytes, que es un número cercano a mi nómina mensual en dracmas contando reencarnaciones varias. O lo que es lo mismo, un trillón de teras. Ya me imagino las campañas de publicidad cuando estemos en esas capacidades en el entorno doméstico...

-Compre un disco de estado plasmático con almacenamiento atómico de dos brontobytes...
-Graaaorrr!
-El más grande de los discos... Y si quiere más velocidad, nuevo disco de estado etéreo de medio velocirraptobyte... No se olvide de darle de comer.

Pero bueno, a lo que iba. Como el verano ya empieza lo hace también  la campaña de la sociedad protectora de animales al respecto del abandono de mascotas en el periodo estival. El otro día tuve un diskette de 1,44MB en mi mano. Hacía años que no tenía uno... Y funcionaba (me costó encontrar la diskettera no obstante). Me di cuenta que no echo nada de menos los diskettes, con su capacidad ridícula hoy en día, con aquel grngrngrngrn que anunciaba un fallo de lectura, con la velocidad de lectura de 25 KB por segundo... Pero aunque no los echo de menos operativamente (el CD casi tampoco) sí que me traen buenos recuerdos.

Y una cosa lleva a la otra y acabas pensando en cuando cargaba el Oh,Mummy en mi amstrad cpc464 que ahora tendría 25 años con una cinta de 60... Con aquel sistema de carga por bloques de 256bytes... Con juegos de 20KB que tardaban media hora en cargarse... Con el ruido de módem... Con los read error a y b que te hacían rebobinar y volver a probar y limpiar los cabezales con alcohol... Ainsss, qué tiempos...

-Abuelo! Abuelo! Que chocheas!
-Ah, shi... Niño, dame la dentadura...

Pero bueno, ya estamos en el tiempo del big data y no podía (ni quería) evitar recordar otros tiempos que no eran de big data pero que fueron grandes tiempos.

Siento haberos dado la chapa (no es verdad, leéis porque queréis así que apechugad) y si no recordáis nada de esto es que sois demasiado jóvenes y servidor empieza ya a ser pelín viejo... Informáticamente.

jueves, 13 de junio de 2013

Operación bikini

-Ya es demasiado! Comienzo la operación bikini...
-Qué dices? Un jueves?
-No, hombre... El lunes... Y hasta el lunes voy a aprovechar para ponerme las botas... Que luego no voy a poder
-Ya sé como acaba esto... Es tu tercera semana de 'me pongo hasta arriba que el lunes empiezo'
-Esta vez es en serio
-Como las otras
-Lo importante es el concepto
-Ahí te doy la razón...

Sólo hace falta que los meteoastrólogos anuncien que finalmente habrá verano y que el termómetro llegue a los 25º para ir pensando en la playa... Y por consiguiente en la operación bikini de todos los años. En una huída hacia adelante pretendemos en unas pocas semanas quitarnos de encima lo que no hemos podido/querido/sabido quitarnos de encima desde navidades y otras fiestas de guardar... Porque llega el verano y hay que lucir palmito y dedicarse al goce y disfrute playero untados en protector solar pegajoso previo a teñirnos de gamba.

Justo lo mismo que pasa en estas fechas en más de un departamento de sistemas... Que si deberíamos aprovechar ahora que andamos un pelín más libres para plantearnos este tema que tenemos pendiente... Que si deberíamos revisar y optimizar este proceso... Que si este sistema habría que coger y optimizarlo... Y justo lo mismo que nos pasa a más de uno en los proyectos: que si acábalo ya que nos vamos de vacaciones y me quiero ir tranquilo (yo también)...

Total, que por mucho que nos esforcemos parece que nunca somos capaces de huir de esa sensación de querer dejarlo todo listo para irnos a lucir el palmito a la playa habiéndonos quitado (mediante láser u otros procedimientos gestoriles) los tatuajes asociados a esos trabajos que por alguna extraña razón tienen que estar funcionando el uno de septiembre.

Supongo que siempre se puede planificar mejor, siempre se puede contar con más recursos, con más servidores, con más tecnología, con más lo que se quiera pero al final la realidad cae por su propio peso y la única solución para poder irte a la playa sin haber hecho operación bikini proyectil (pero no de disparar, de proyecto) es... Atención... ¡Delegar!

Efectivamente, delegar mola y te permite quitarte los tatuajes no sólo de tu piel sino también de tu mente y responsabilidades e irte de vacaciones alegre cual gacela que escapa de un león que se tropieza y tiene tierra de la sabana para merendar en un alarde muchas veces de inconsciencia.

Pero claro... A mes y medio vista de las vacaciones y dadas las circunstancias uno se teme que no llegará a hacer toda la operación bikini que querría y se llevará a la playa algún que otro marrón (as usual)... Salvo que logre delegarlo no sé si inconscientemente... ¿Hay algún consultor en la sala? ¿No? ¿Seguro? Lástima...

Seguiremos buscando... Y haciendo dieta por si acaso...
 

miércoles, 12 de junio de 2013

2 x 1 en Google Glasses

-Hola, que quería comprar unas Google Glasses
-Muy bien...
-Las tienen graduadas?
-No
-Y en modelo gafas de sol?
-Tampoco
-Y con montura de Roberto Verino?
-Modelo único...
-Y por un euro más me puedo llevar dos?
-Afflelou es en frente...
-Ah, perdone...

Está claro que el target de Google con sus gafas-guays-que-te-pasas es precisamente aquellos que no las necesitan para ver. Si hoy ya es de ser moderno ponerte gafas sin graduación, cuando estén en el mercado va a ser moderno total el tener la vista bien para usarlas.

Incluirá Google una advertencia similar a la de los auriculares y su uso con volumen alto? Acabaremos todos bizcos de mirar y tratar de leer lo que en ellas aparezca? Hará que mucha gente que no ve se ponga lentillas para poder usarlas (esto ya sería lo último...)?

Está claro que es un gran avance en la integración de hombre, máquina e internet que permitirá navegar sin que sea tan patente y sin que el de al lado nos chafardee el periódico digital y que además, propongo, se utilice como password iridiscente en la línea de misión imposible y otras películas de espías.

-Me han robado las gafas!
-Ostras, menudo problema...
-Sí... Eran unas de imitación que compré en un bazar chino... por si acaso
-Para fardar
-Por si acaso
-Para fardar...
-Por si acaso...
-Para fardar... Si aún tienes la réplica de las de terminator... Con el T2 repasado en tippex...
-Es que se borraba...
-Ya...

Todo esto me deja un sabor agridulce y me hace pensar que en un futuro el que no esté pellizcando el cristal de la pantalla de un dispositivo electrónico estará absorto mirando al infinito... Por lo menos no iremos en esa posiciòn tan antinatural cuando se camina con el móvil en la mano mezcla de Montgomery Burns y Gollum y veremos venir todos esos coches que hoy atropellan a usuarios de smartphone despistados. Si es que Google se preocupa de nuestra seguridad en el fondo... Pero mucho me temo que lo que veremos será una advertencia de colisión y no el coche en sí, absortos en el ciberespacio visual y dando pie a nuevas entradas en los transtornos relacionados con la informática. Eso sí, el síndrome del túnel carpiano pasará a la historia...

Bienvenidos a Matrix? O a un cúmulo borg? El tiempo lo dirá....

Sólo espero que a Microsoft no se le ocurra contraatacar con su propio modelo basado en el proyecto brainstorm... Por lo de la pantallita azul, me refiero...

martes, 11 de junio de 2013

Por la gorra

-...Y recuerden que nosotros no fabricamos para otras marcas...

Durante una temporada de la crisis (esa que duraría sólo un par de años) hubo varios anuncios en que diferentes fabricantes aseguraban que no fabricaban marcas blancas para terceros. Vamos, que si te gustaban tenías que pasar por caja.

Curiosamente en informática no existe la marca blanca en los productos (salvo, que me venga a la memoria, el extraño caso de Hyperion Essbase y DB2 Express anterior a la era Oracle). Cada fabricante de lo que sea tiene su ecosistema particular y punto.

Os imagináis que en lugar del Paint os viniera con vuestro windows un Photoshop? Va, por hacerlo más fácil, un gimp. Pues en el caso del software corporativo tampoco pasa.

Y en los servicios corporativos informáticos tampoco pasa... Qué va... En mi vida de consultor he acumulado una buena cantidad de gorras de otras empresas. Que qué es una gorra? Es cuando otra empresa te subcontrata porque lo que tú haces no es capaz de hacerlo (por incapacidad técnica o logística) y te pide que no digas que eres de tu empresa sino de la suya. Entonces te pones su gorra... Y en muchos casos su mail, su teléfono y hasta sus colores. En el mundo del outsourcing es una práctica muy extendida.

-Y cuánto tiempo hace que estás en IT Corp?
-Uff, la tira...
-Conocerás a Juan López, claro...
-Ehm... Desde que murió el año pasado no le he visto...
-Tú has visto Ocean's eleven, verdad?
-Ehm... No ha colado?

El caso es que hay una gran cantidad de servicios que se subcontratan de forma habitual entre empresas para reducir riesgos y costes o simplemente aprovechar una oportunística oportunidad comercial de algo de lo que no se tiene capacidad y hacer luego de egipcio. Tal como están las cosas, aquel que tiene capacidad comercial de cerrar negocios es el que tiene la sartén por el mango hoy en día... Y el que suele poner la fábrica de gorras a todo trapo para jolgorio del mercado textil...

Entonces por qué está tan mal vista entre clientes, subcontratados y subcontratadores la subcontratación? Es como la corrupción en el mundo político, parece no poder ni querer evitarse? Tanto daño ha hecho el offshoring indio a nuestra percepción de la subcontratación? O es porqur entre todos nos damos cuenta que se podría hacer mejor?

Hace un tiempo Qtek subcontrataba la fabricación de sus terminales a HTC hasta que se cansaron de estar en la sombra. Los primeros ya no están y a los segundos, habiendo estado en la cresta de la ola durante años, tampoco les va tan mal ahora... Pero hay que vender mucho para poder dar ese paso.

Con esto lo digo todo y no digo nada (as usual) y continuaré, de momento, en la sombra de la gorra que toque, que no está tan mal cuando da el sol en veranito.

viernes, 7 de junio de 2013

Sincronizado sin sincronía

-Dónde estuvo usted la mañana del 27 de marzo?
-Mi outlook dice que haciendo una presentación a un cliente.
-Si lo dice el outlook, absuelto!

Efectivamente, mi outlook es la biblia para mí. Dice dónde he estado y dónde tengo que estar. El mejor diario que he tenido con diferencia (bueno, otros usan el facebook o el twitter para colgar lo que hacen... E incluso amenizarlo con fotos).

En el momento en que tienes, además, un smartphone, urge la necesidad de sincronizar profesionalmente el teléfono con la agenda de tu pc para poder consultar on-the-fly tu disponibilidad y dársela a quien sea que te pregunte. A una semana vista no me suele hacer falta pero a más ya sí...

Pero claro, sincronizar el calendario no siempre puede hacerse de forma natural. Windows phone lo hace. Blackberry lo hace. Iphone lo hace. Android no. Android confía en la sincronozación en la nube mediante cuenta de Google asociada. No me parece mal pero yo sincronizo con un programa. No es el 'fabuloso' Samsung kies que deja bastante que desear sino el MyPhoneExplorer que es una maravilla. Y sincronizo cuando yo quiero, claro. Eso fue lo que me salvó en la siguiente situación..

En mi empresa usamos algunos un servidor de sincronización de calendarios de Outlook (podríamos usar exchange pero al final es una versión de WorkgroupShare). Este programa tiene un servidor en que aglutina la información que sincronizan los calendarios y luego la reparte a los diferentes usuarios. De cuando en cuando, algún calendario se corrompe y deja de sincronizar bien. Lo que hay que hacer es desconectar el addin de outlook, recrear el elemento en el servidor y reconectarlo.

Obviamente yo no lo hice así y obvié el primer y último punto. El resultado fue que al sincronizar luego con el servidor el addin entendió que debía borrarme todo el calendario y fue precisamente lo que pasó.

-No te veo el calendario compartido
-Es que no habrá sincronizado aún... A ver... Oh, miércoles!

La sorpresa no fue grata ni mucho menos... sobre todo porque era fin de mes y servidor utiliza el outlook para saber qué poner en el parte de horas... Y dado que uno es incapaz de acordarse más allá de dos o tres días de agenda tenía un problema...

Entonces me alegré como pocas veces de no tener el outlook sincronizado con la cuenta de google y darme cuenta que mi siempre preciada y en aquel momento más agenda histórica residía en mi móvil... Cosa que no habría pasado si los tuviera a ambos en sincronía perfecta. Así pude hacer mi parte de horas y recuperar mi agenda.

De esto aprendí varias cosas:
-MyPhoneExplorer es el mejor sincronizador de Android y outlook que existe
-Workgroupshare guarda en la papelera todas las citas que se carga (lo descubrí a posteriori con una autoproclama hacia mi idiotismo)
-Sin outlook a fin de mes estoy muerto
-Debería hacer copias de seguridad tooooodos los días

Pero bueno, como al final la historia fue con final feliz lo pude celebrar con una cerveza (qué perdices ni qué perdices...)

Mucho cuidado ahí fuera...

miércoles, 5 de junio de 2013

Tener una edad

-Abuelo, tú de qué trabajabas de joven?
-Era programador...
-Como ahora?
-Nadie te ha dicho que eres un poco cabroncete? Vete a jugar al parque...
-Abuelo, qué es un parque?
-...

Seguramente cuando yo sea abuelo o tenga la edad para serlo no me haga falta explicar lo que es un parque (espero). Lo que no sé es si me encontraré con muchos colegas de mi edad programando o realizando labores técnicas directamente.

En otros países más avanzados que el nuestro (o eso dicen) es habitual encontrar técnicos informáticos con más de 50 años... Y más se 55... Y dependiendo de la edad de jubilación no sé si más de 60. Aquí eso es inusual e incluso parece estar poco aceptado por la sociedad.

-Y tu abuelo de que trabaja?
-Es informático
-Y tu padre?
-También
-Y tú?
-Me hice actor porno
-Eres el más listo de tu familia con diferencia...

Sí que es cierto que en un mundo tan cambiante como la informática tienes que estar al día de muchas cosas... Pero también es cierto que las revoluciones informáticas se llevan su tiempo y se basan en conceptos a los que se le da otra vuelta de tuerca postulados hace varios decenios (habitualmente). Vamos, que no cambia todo de hoy para mañana como algunas empresas con logos de manzana quieren hacernos creer.

No obstante, por qué en España está mal visto que un programador tenga más de 50 años? Todo el mundo debe dar el salto en alguna medida a la gestión? Eres un paria si no lo haces? Hay vida en la consultoría a partir de ciertas edades? El plan de carrera de una persona eminentemente técnica debería dirigirse hacia el coaching o el mentoring?

-Lo has hecho bien, joven Padawan
-Me concederán el rango de caballero Jedi?
-Anda, pícate estas selects y déjate de tonterías...
-No quiero
-Sí quieres
-Sí... Quie... Ro...

Quitando el uso de la fuerza midicloriana, se convierte una persona experta en un buen coach o mentor o precisamente por la 'fragilidad' de su situación respecto otros colegas o nuevas generaciones directamente se pasa al lado oscuro?

-La fuerza es muy intensa en ti...
-Es que había cocido para comer hoy...
-Entiendo...

A mí todavía me faltan más de 30 años para comenzar a pensar en jubilarme (me temo). Alguno de esos técnicos de cierta edad querría compartir su experiencia y perspectivas con nosotros?

martes, 4 de junio de 2013

Avada kedavra

He tenido que desactivar el autocorrector para poder escribir adecuadamente el título del artículo. La opción que me daba era 'habido quedada'... Está claro que el autocorrector de mi móvil es un fiestero...

Una cosa similar me pasa cuando escribo mails en catalán (mi outlook por defecto usa el castellano) marcándomelo todo en rojo hasta que mágicamente se da cuenta que estoy escribiendo en catalán y... Bueno, sigue en rojo porque mi ortografía catalana tiene sus carencias...

En cualquier caso, escribo muggle y una maldición como la que da título al artículo no la puedo lanzar... Y me temo que Lord Voldemort tendría más de una discusión con su varita mágica:

-Avada kedavra!
-Ha querido decir 'Rueda cacharra'
-No! Avada kedavra!
-Ha querido decir 'Evada el mal karma'
-Gracias por el consejo, pero tampoco...Avada kedavra!
-Le paso con un comercial...

Considero mi forma de escribir y de expresarme bastante neutra en cuanto a imperfecciones dialécticas... De hecho el S Voice entiende casi todo lo que le digo de boquilla... Y el corrector no me da apenas sorpresas... Pero porque lo tengo configurado en modo poco invasivo. Atrás quedan los tiempos del teclado numérico y el texto con el T9, los sms de menos caracteres que un tuit y las licencias abreviadoras de texto libres, por no hablar de aquellos programas de dictado en que pasabas una hora leyendo pasajes del Quijote para afinar su capacidad de interpretación... Hora totalmente perdida si estabas resfriado... Sí, lo sé... Idiota, sí...

Hoy escribir mal en un ordenador o móvil, con todas las herramientas (invasivas o no) de que disponemos debería estar penado con cárcel dialéctica. Por suerte con las Google Glasses existirá una app que corregirá en tiempo real lo que estés leyendo que esté mal escrito... Y hasta identificará mi letra de médico psiquiatra. Y el día que Google fabrique el Google Sonotone serás capaz de entender hablar a un cordobés de interior o a un ilerdense de montaña cerrada... Todo un avance para las comunicaciones interpersonales...

Creo que me he ido un poco del tema inicial del artículo, pero como he desactivado el autocorrector no me ha corregido la ruta dialéctica...

Travesura realizada!

lunes, 3 de junio de 2013

Monos que aprietan botones

No sé si habéis visto el anuncio del Mitsubishi ASX... No es que sea espectacular ni mucho menos, pero dice algo así como 'tratamos de llenar de música, de lectura, de películas todo nuestro tiempo para tenerlo todo y luego, cuando lo tenemos todo, sólo nos hace falta nada'. Profundo. Y con semejante reflexión, uno no puede hacer un artículo en clave de coña como es habitual.

Esta mañana cuando me sentaba en el tren me encontraba acompañado de tres personajes:
El primero de ellos era un hombre de mediana edad y aspecto desaliñado (obviamente sólo te aliñas si te manchas con la ensalada) que le daba una paliza a su ipad con gestos bruscos y repetitivos... Se veía que estaba haciendo gimnasia o que estaba jugando a el bejeweled (su clon de las frutas, de hecho... Por lo que se estaba aliñando en cierta manera...).
El segundo de ellos era un hombre más joven, vestido de traje pero sin corbata, que no dejaba de teclear en un más que ruidoso teclado y que debía dedicarse a la programación profunda de webs, por lo que pude ver... De webs de videojuegos porque el clon del age of empires al que jugaba (no logré averiguar el juego exacto) le convertía en general a pesar de ir en cercanías.
Por último, una chica joven con una blackberry miraba con cara de somero aburrimiento el facebook o alguna red social similar.
Cabe destacar que servidor, mientras hacía tamaño estudio sociológico, estaba haciendo dibujitos en su teléfono de 4,8 pulgadas previo a postearlo en el blog... Y a todas luces era el que la gente más miraba de los cuatro.

Como nota curiosa, los cuatro llevábamos los auriculares puestos (y apuesto que yo era el único que escuchaba heavy).

Efectivamente, el ocio portátil ha variado muchísimo en la última década. De aquel ahora ridículo juego del tetris en una pantalla en blanco y negro (o el del gusano) a auténticas virguerías tridimensionales online, tratando siempre de ocupar el tiempo como si aburrirse estuviera prohibido. Y es cuando te aburres cuando te da por pensar y cuando realmente puedes ser más productivo (a ver si creéis que los artículos de mi blog se me ocurren mientras juego al Arcomage en el móvil... Ni de coña)... El cerebro tiende a buscar soluciones para los problemas de la vida y si le damos comida basura en formato electrónico igual nos estamos volviendo más tontos de lo que podría parecer.

Hace muchos años, cuando tener portátil no era algo tan habitual (y que te durase la batería más de tres cuartos de hora mucho menos), trabajar en el tren era algo raro. La gente se te quedaba mirando, con expresiones mezcla de envidia (quiero un portátil), superioridad (mira el pringado ese currando) o admiración (debe de ser alguien muy importante... Y por eso va en cercanías). Hoy el tema del portátil está sobrepasado, pero ponerte a hacer dibujos en un móvil parece llamar la atención. Y no creo que sea por el hecho de hacerlos en un móvil (creo que tal vez debería plantearme un tablet de buena resolución táctil visto lo visto... Para que los traqueteos del tren queden desde luego inmortalizados en mis obras pictóricas) sino del hecho de resultar productivo (guardando las distancias) con un aparatito que, según parece, está ideado para el ocio fundamentalmente.

Pero bueno, estando en el país en el que estamos y teniendo en cuenta la tasa de paro, resultar productivo en cualquier ámbito ya es un logro... Sea con el dispositivo que sea.