sábado, 4 de mayo de 2013

Stress, scuatro y otras perversiones

Podría darse el caso que el motivo por el que llevara 6 meses sin publicar nada fuera a causa del stress... O incluso que no necesitara de mi catarsis habitual del mundo informático... Al final ha sido por falta de tiempo, lo que se traduce en stress.

Dicen que no hay que estresarse, que el stress sólo hace que alguien gane más o menos dinero, por lo que no tiene sentido hasta que eres ese alguien. El caso es que muchas veces el stress es lo que hace que saquemos lo mejor y lo peor que llevamos dentro.
En el caso de Tony Stark, fue el stress (en el arco argumental extremis y por lo tanto en las películas) lo que le hizo superarse a sí mismo y plantear una solución imaginativa a su cautiverio.

Lo que seguro que Tony Stark no tuvo que sufrir fueron llamadas contínuas o mensajes varios (whatsapp, messenger... Perdón, Skype...) que le descentran a uno y a pesar del stress le hacen ser poco efectivo... Que aunque sea parte de la faena de uno y se trate de una Masa (ya hablamos de ello en otro artículo) te hacen preguntarte cuál es exactamente tu labor.

Se plantearía Tony Stark en algún momento convertirse en el superhéroe informático por excelencia? O realmente se planteaba fabricar el móvil con más y mejores apps del mundo? Porque no me creo que fuera sólo para hacer publicidad del exadata de Oracle...

El caso es si Tony Stark habría llegado a ser Ironman sin el tiempo necesario para su genial diseño... O teniendo que atender a sus quehaceres de filántropo millonario playboy en lugar de encerrarse en su garaje playboy.

Con todas estas tonterías no quiero decir que me considere ni un superhéroe ni filántropo o millonario (la parte de playboy la discutiré con mi mujer) sino que tras medio año de ausencia ya iba siendo hora de seguir con mi particular armadura de Ironman... Aunque uno sólo haga de Ironman los sábados por la mañana cuando plancho la ropa (chiste muy malo donde los haya).

Seguiremos informando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario