lunes, 13 de mayo de 2013

Nudo en la garganta

Dicen por ahí (es una buena manera de decir que acabo de inventármelo) que si los elfos síndar hubiesen sido consultores, de nudo de corbata usarían el Eldredge mientras que los hombres de Númenor se conformarían con el Windsor y los hijos de Thráin se limitarían a hacerse un nudo en la barba.

Efectivamente, quiero hablar de corbatas... Pero no del accesorio textil como tal y su componente de moda (ahí cada uno es cada uno) sino de su curiosa utilización.
Cuando yo comencé a trabajar de consultor me dijeron que debía cumplir el ABC. Yo de prensa la verdad es que soy más del 20 minutos, pero luego me aclararon que se referían a Americana, Buena presencia y Corbata.

En aquellos tiempos donde tenías un pantone (dícese de los colores de traje que podías usar y su combinación con camisas) la corbata era lo único que te dejaba cierta libertad de elección... Y tampoco era para tanto cuando la línea diplomática estaba reservada a los managers y directivos.
Eso sí, ir sin corbata significaba dos cosas:
-Que eras el jefe y podías permitirte un viernes no llevarla (cumpliendo A y B)
-Que eras el último subestrato de la cadena alimenticia (el plancton) y no se te tomaba en serio.

Pero el día llegaba y por casualidad te metían en una reunión con un cliente... Y tenías que llevar corbata. Entonces te dabas cuenta que ni entre tus habilidades técnicas ni en el kit de consultor figuraba un manual para hacerte el simple nudo de cuatro puntas... Sudores fríos recorrían la frente de uno mientras con dedos temblorosos se hacía un churro (por llamarlo de alguna manera) que intentaba ser un nudo de corbata.

-Examen práctico de nudo de corbata!
-Profe, que no he estudiado...
-Pues ya sabes... Póntela al cuello y la usas para colgarte... Igual que la asignatura.
-Es que me costó 5 euros...
-Y?
-Que no sé si va a aguantar...
-Ya os dije que el material de prácticas era una corbata de seda italiana...

Supongo que no es algo que deba ser incluído dentro del currículum académico del personal, pero no estaría mal que dentro del mundo de la consultoría y tal vez como sesiones de refuerzo de equipo se compartieran habilidades de nudos no marineros...
Pero entonces nos daríamos cuenta que muchos no usan corbata habitualmente o que incluso las guardan con el nudo hecho... Y como usuario habitual de corbata capaz de hacerse un Eldredge con los ojos cerrados mi corazón no podría aguantarlo...

Si los croatas levantasen la cabeza...

No hay comentarios:

Publicar un comentario